Pasaron cosas

Pasó mucho tiempo desde la última vez que subí algo al blog del Club Koru.

Y también, por otro lado y de golpe, pasaron cosas! (ja) Muchas en verdad. Sin embargo, este año me propuse mantener este espacio virtual más al día. Escribiendo sobre experiencias -tanto pasadas, como presentes y futuras (ideas, deseos o planes?)- como sobre ciertos asuntos y conceptos técnicos a cubrir para que cada vez seamos más los que nos sintamos cómodos (y empoderados) disfrutando del vino.

 

2019 fue un año de muchas idas y vueltas, pintadas de desafíos y adaptación. Mucho aprendizaje, por supuesto, como siempre.

Asimismo, hubo un punto de inflexión: el ya mencionado viaje a Mendoza. Específicamente a Valle de Uco. A trabajar para una empresa para la cual siempre había querido trabajar ya que admiraba desde lejos. Y resultó ser una historia con un final poco (o nada) grato. Pero me ayudó a apreciar lo que podía llegar a hacer (y ser) acá en Bahía Blanca: un Club gastronómico con fuerte hincapié en el vino, con el objetivo de ofrecer en la ciudad otro espacio donde aprender de vinos mientras se lo bebe.

Eso con respecto al hacer. En cuanto al ser, me gustaría ser una referencia, pero sin reverencias. Como dicen los gringos: “a go to person”, es decir, una persona a la cual acudir en caso de necesitar algún servicio relacionado al vino, ya sea para aprender a hacerlo (asesoramiento), apreciarlo, tomarlo, servirlo, y por otro lado, también para cumplir con el rol de Sommelier en la medida que fuera necesario, en restaurants, eventos o cenas privadas, charlas, ferias, etcéteras. Han surgido muchas vinotecas en los últimos años, por lo tanto la “infraestructura” está. Creo que es un buen momento para pulirla y darle brillo.

 

El mundo del vino, como el mundo que nos rodea, es simple a simple vista. Pero lo apasionante son las capas que lo constituyen, que van cambiando, evolucionando (aunque depende…); básicamente es un mundo en constante metamorfosis y movimientos cíclicos.

Cuando nos volvemos conscientes de que el vino, después de todo, se trata de un producto elaborado a partir de un fruto fresco que se cosecha una vez al año… Es allí cuando empezamos a tener una mejor dimensión de la complejidad que puede traer consigo en cada botella.

 

Espero que a partir de esta lectura, haya logrado despertar la curiosidad de algunos en el tema y me sigan a lo largo de las próximas lecturas !

 

Salú,

 

Meli Agamennoni

Compartir

Copiar enlace al portapapeles

Copiar