CUARENTENA – DIA 19

«Pasito a pasito», una vez me dijo una amiga mientras me acompañaba en mi primer trail running: «Cuando te enfrentás con una pendiente hacia arriba, tenés que ir pasito a pasito. Achicar la zancada. Porque de esta manera, te vas a cansar menos y vas a llegar hasta el final. Vas a ir más lento, pero vas a llegar. De lo contrario, vas a ir inicialmente más rápido, si, pero te vas a cansar, te vas a acalambrar, y te vas a quedar a mitad de camino.»

Esa fue (es) para mí, una gran lección! Porque parece obvio, no? Siii. Pero no lo es. Porque en el medio aparece un componente que nunca es bienvenido, pero aparece de todos modos: La ansiedad -fiel enemiga de la paciencia.

A qué voy con toda esta historia? A que la otra noche probé un vino elaborado por dos Enólogos y Agrónomos, Norberto Páez (asesor de muchos otros proyectos vitivinícolas) y Sebastián Bisole (enólogo de Casa de Uco), cuyo proyecto denominaron Paso a Paso. Yyy… en su página web, afirman:

«Nuestro objetivo es elaborar vino, incentivar una tradición, seguir nuestra pasión. Para nosotros no existe nada mejor que poder trabajar el viñedo durante su ciclo, caminar la finca, ir a la bodega, disfrutar de la evolución de la uva y su consecuente vino, disfrutando PASO A PASO»

Y me recordó a la lección que me dio mi amiga mientras corríamos cuesta arriba. Ahora más que nunca, que todo el mundo (literal) está en pausa, expectante por ver cómo será la salida de esta situación… Está bueno tener presente que, de todos modos, el camino que tendremos por delante será todo cuesta arriba. Si en Argentina ya veníamos con esa pendiente, de seguro que será aún más pronunciada. Pero salir, vamos a salir. Paso a paso. One thing at a time, como me dijo otra amiga.

Y pensar que en el mundo del vino, la paciencia y la perseverancia son dos aspectos muy importantes a cultivar. Porque del error que cometiste hoy, recién podrás aprender a hacerlo mejor -o a no cometerlo- al año siguiente. Y de todos modos, será diferente. Porque será otra cosecha, el ciclo anual tendrá sus variaciones climatológicas, por ende la fruta tendrá sus variaciones organolépticas. Y, aunque algunas complicaciones se volverán a percibir (y allí la experiencia se capitalizará), en líneas generales los tiempos del vino son bastante largos… E implica de grandes dosis de paciencia y perseverancia, así como de visión de largo plazo.

Sin irme más por las ramas, quiero contarles que el primer vino que probé de Paso a Paso Wines fue un blend de Malbec y Bonarda, y me gustó mucho. Amo los vinos que me hacen sentir que estoy tomando jugo de uva… Fermentado. De perfil aromático muy simple pero intenso, destacándose la fruta, por supuesto, pero también algo de madera… Me recordó incluso al aroma que tiene la barrica usada. Un aroma riquísimo! Imagínense un trozo de madera tostada impregnada con vino tinto… Y en boca es redondo, con tremendo cuerpazo, y una frescura que, repito: Te recuerda a la uva -algo no menor, si se tiene presente la cantidad de vinos que hay en el mercado que… No te llevan a ningún lado. Sensorialmente hablando, no?

En fin, lo recomiendo! Rico, rico. Viene con sugerencia, eso si: Decantar media hora antes de servirlo, porque al principio estaba algo reducido (sisi, ya hablaremos a qué me refiero con eso, pero háganme caso, y si tenés un decanter, trasvasalo… Y si no, servilo media hora antes en la copa… Y aguantate de tomarlo!)

 

Salú!

Dejar una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Compartir

Copiar enlace al portapapeles

Copiar